Se cree que entre un 1 y un 4 % de la población es sinestésica, pero artículos recientes apuntan a que el porcentaje podría aumentar: Melero publicó un trabajo en el que se constataba que, de una muestra de 803 personas, un 14 % eran sinestésicas. No obstante, para corroborar esta cifra hay que seguir haciendo estudios.

¿Y qué se cree hace el cerebro cuando hay sinestesia? Para contestar Melero pone un ejemplo: pensemos en una sinestesia grafema-color, en la que una letra genera una experiencia de color, aunque aparezca impresa en negro. En el cerebro, el área que procesa el grafema y la que procesa el color se sitúan de forma adyacente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *